ORIENTACIÓN PSICOLÓGICA EN CENTROS EQ: Dejar de fumar

13 Mar 2020 Noticias
“Llevo varios años intentando dejar de fumar pero no sé qué pasa que no lo consigo, no encuentro el detonante que cambie mi mentalidad, he probado de todo, pastillas, hipnosis, chacras… Supongo que no quiero o hay algo dentro de mi que me hace débil,  consigo estar días sin fumar pero vuelvo de nuevo. Qué puedo hacer?”

Mark Twain dijo: “ Dejar de fumar es fácil; yo lo he hecho mil veces”. La mayoría de fumadores que han conseguido deshacerse de este hábito con éxito, han fracasado en numerosas ocasiones en el pasado. Eso se puede percibir como falta de autocontrol o de capacidad para conseguir propósitos, con lo cual tu autoestima se verá seriamente perjudicada y llegarás a creerte incapaz, con lo que el próximo intento estará condicionado por esa crítica negativa hacia ti mismo. Pero otros podrían deducir que algo está fallando al no conseguir la meta deseada, analizarán los errores que estén influyendo en los resultados e intentarán que no se repitan.

Por lo que cuentas, parece que has confiado la decisión de dejar de fumar en recursos externos como la medicación. Sin saber si has probado tus propios recursos, voy a aventurarme a ofrecerte unas sencillas pautas para algo tan difícil como la adicción a la nicotina, y cuya abstinencia puede estar haciendo que recaigas continuamente.

Podemos reducir la nicotina paulatinamente para que nuestro cerebro no sienta la ansiedad de la abstinencia. Será un método más largo pero también más agradable y casi no te habrás dado cuenta cuando lo dejes. Debemos comenzar aprendiendo técnicas de respiración y relajación para controlar el impulso de fumar y la ansiedad. Con esto, ya tendrás recursos propios para hacerle frente y no recaer. También es importante aceptar que existen dos tipos de exfumadores, los que rechazan por completo cualquier olor o indicio de tabaco y los que no perciben este rechazo y tienen que mantener constante su motivación.

Una vez controlamos nuestra activación, habría que reducir las cantidades de nicotina. Primero cambiando de marca a otra que tenga menos porcentaje (ligth), y después, reduciendo cada semana un 30% aproximadamente menos mediante el recuento de cigarros o fumando sólo la mitad o un tercio hasta que llegue el momento en que los receptores nicotínicos de tu cerebro ya no te hagan sentir ese deseo. Los programas más efectivos para dejar de fumar son los progresivos. La ayuda de un profesional también puede ser útil usando técnicas cognitivo-conductuales para cambiar tu adicción por conductas más saludables.

Search

+
EnglishSpanish
0
    0
    Carrito de compra
    Su carrito está vacíoVolver a la tienda