El ASEPCE (Aprendizaje Social y Emocional Para la Convivencia Escolar) frena el Acoso Escolar

El ASEPCE (Aprendizaje Social y Emocional Para la Convivencia Escolar) frena el Acoso Escolar

Hoy 2 de mayo se celebra el Día Mundial contra el Bullying o el Acoso Escolar, día en el que se pretende concienciar del riesgo que tiene para la salud física y mental de los niños, niñas y jóvenes a nivel mundial. Y es que cuando vemos el ranking de los países con mayores tasas de bullying en el mundo, vemos que España se sitúa en un trágico 7º puesto, donde además, todos los tipos de violencia que conocemos en la sociedad también han ido en aumento. Y esto, sólo nos aclara algo muy evidente:

ALGO NO DEBEMOS DE ESTAR HACIENDO MUY BIEN.

Este año, el Covid-19 ha hecho que, al estar confinados en casa, casi nos olvidemos de que este problema sigue siendo muy real y muy presente, ya que lamentablemente el Acoso Escolar traspasa los muros de los centros educativos, encontrando en las Redes Sociales un huésped perfecto para alojarse y seguir dañando, allá donde te encuentres, cual virus conocemos ya todos. Y entonces, hablamos de Ciberbullying, un acoso que se sufre 24 horas al día, 7 días a la semana, y si para un/a adulto/a esto sería insoportable, imaginad para un/a menor que sólo busca ser aceptado y querido por sus iguales.

¿Qué es el Bullying?: Para que todos lo entendamos bien, es ese insulto o ese mote que recibo a diario, ese empujón que se repite varias veces a la semana o varias veces al día, esas humillaciones para dejar en ridículo delante del resto, ese acoso en el baño para asustarte, esas fotos trucadas que se mandan con mala intención, ese aislamiento del grupo, ese rechazo a jugar con el grupo,….la lista podría ser muy larga, pregunta a cualquier menor, te quedarías con la boca abierta.

Oficialmente el bullying es cualquier acoso, hostigamiento, intimidación y/o exclusión social dentro del contexto escolar (no sólo entre los muros del centro, sino también se extiende a servicios complementarios como el transporte, el comedor, extraescolares o ahora ya también, grupos de whatsapp), donde se da cualquier forma de maltrato físico, psicológico, verbal y/o social de forma constante y repetido en el tiempo por parte de un individuo o por un grupo hacia una persona determinada. Y normalmente sucede de forma invisible para los adultos.

¿Qué no es el Bullying?: No es cosa de niñ@s. Y no es cualquier tipo de violencia escolar, que por supuesto, habría que reducirlo también, pero en la violencia escolar no se dan tres características fundamentales del bullying: es REPETITIVO, es INTENCIONAL y supone un ABUSO DE PODER.

Lamentablemente, Andalucía sigue en cabeza y es de vital importancia abordar este tema cuanto antes. Es por ello que, desde 2013 venimos ofreciendo en los centros escolares el Programa ASEPCE (Aprendizaje Social y Emocional Para la Convivencia Escolar), que engloba una serie de temas que unidos, frenan la curva de la violencia y por lo tanto, hace que disminuyan los casos de violencia y de acoso escolar. Además, se muestra muy eficiente para abordar también los casos graves de conducta.

¿Qué aborda el Programa ASEPCE?:

  • Neuroeducación: Es fundamental conocer el cerebro de forma global (Cognición, emoción, conducta y cognición social)
  • Aprendizaje Basado en Proyectos y Aprendizaje Experiencial: Si concebimos el aprendizaje de tal forma que al alumnado le resulte útil, curioso y novedoso, tendremos chicos y chicas aprendiendo y no provocando disrupciones en el aula.
  • Aprendizaje Social y Emocional: Es fundamental conocer nuestras emociones, gestionar las más intensas y ver cómo conociendo las de los demás, podemos influir en el estado emocional general, aportando bienestar de forma global.
  • Mediación Escolar: Los conflictos forman parte de la vida, esto no debería suponer un problema. El verdadero problema es no encontrar formas de solucionarlos y llegar a acuerdos pacíficos con un beneficio común.
  • Acoso Escolar: La violencia cada vez está más presente en nuestra sociedad, hasta tal punto que nos hacemos tolerantes a ella, llegando los agresores, las familias, los docentes, los testigos e incluso las víctimas a negar que sea un problema tan grave. Si antes los casos más graves de acoso escolar se daban en la E.S.O., hoy ya los casos de primaria son cada vez más espeluznantes.

 

¿Qué tal si aprovechamos el confinamiento para educar en valores y que la vuelta al cole sea una vuelta libre de bullying?

El lunes día 4 de mayo, la RIEEB, Red Internacional de Educación Emocional y Bienestar, de la que soy miembro fundacional, transmitirá un webinar sobre la promoción de la convivencia y la detección de las situaciones de acoso, con pautas para los docentes y las familias.

Programa:

  1. Presentación por Rafael Bisquerra
  2. José María Avilés (España)
  3. Isabel Blázquez-Saiz (UCM, España)
  4. Ivonne Klein (México)
  5. Lorena Pastor-Gil (UCM, España)
  6. Preguntas de los participantes

Aquí te compartimos el link de registro del webinar: https://forms.gle/4ZhNFBDLBY3vQzZw9

Y si te lo perdiste, aquí tienes la grabación: https://rieeb.com/bullying/

Si eres docente o formas parte del AMPA de tu centro escolar, pregunta por nuestro programa ASEPCE en info@psycolab.com – 678 263 983

Muy pronto lo tendremos también en versión online junto al resto de nuestros cursos de e-Learning.

 

Por Nieves López-Brea Serrat, neuropsicóloga infanto-juvenil, experta en mediación escolar.

 

La atención y el estrés en el cerebro de los niños y las niñas

Estoy viendo muchas situaciones donde se les grita, presiona e incluso se les está pegando a los niños y niñas porque no están haciendo las tareas del cole “como deben”, “no se enteran” o “se distraen mucho”.

A los padres y madres que pegan, sólo les diré un par de cosas:

  • “Si pegas a un adulto es delito, ¿si pegas a un niño o a una niña es educación?, piénsalo bien, porque yo creo que es todo un abuso de poder injustificable en un contexto de confianza.
  • “Si pegas a un niño o a una niña, no va a dejar de quererte, pero aprenderá a dejar de quererse a sí mism@”, piénsalo también.

(Y por favor, absteneros de esos comentarios que oigo de “a mí me pegaron y no me ha creado ningún trauma”, antes de que lo hagáis pensad si alguna vez habéis escuchado esto otro: “a mí me trataron con respeto y me ha causado un trauma”, ¿verdad que no? Pues eso).

Ahora sí vamos a hablar un poco sobre la atención y sobre el estrés.

Parece que se está difundiendo el tiempo de atención que puede mantener un niño o una niña en base a su edad, y claro, si tu niño o tu niña no entra dentro de esos tiempos ya empezamos a agobiarnos, a pensar que se distrae mucho, que es torpe, y lo peor de todo, a hacérselo sentir a ellos y a ellas y a estresarles aún más, con lo cual su cerebrito no es capaz de soportar más presión y se bloquea.

Para que lo entendamos un poco, en primer lugar, la atención no puede ser evaluada con una simple prueba de tiempo para dictaminar que con 6 años deben mantener su atención unos 30 minutos y con 10 años unos 50 minutos como se está afirmando en redes sociales. Además el concepto de atención, aún hoy en día, es muy difuso, ya que habría que definir si nos referimos a la atención como filtro para elegir estímulos relevantes o como mecanismo que regula los procesos cognitivos que dirigen el aprendizaje donde entran conceptos como percepción, dirección, selección, alternancia, velocidad de procesamiento,…lo que daría lugar a diferentes tipos de atención (selectiva, alternante, sostenida,…) y si vamos más allá visual/auditiva, controlada/automática, voluntaria/involuntaria, global/selectiva,… (por ejemplo, los bebés nacen con una capacidad increíble para atender de forma global todo lo que les rodea como si de un gran foco se tratase, es cuando crecemos cuando vamos forzando este proceso atencional para que se dirija únicamente a estímulos concretos como si ahora fuéramos una linterna, entrenando al menor a que deje en la oscuridad todo lo que hay alrededor y que antes sí veía)…

Para resumir, ya que el tema de la atención es bastante amplio y podríamos estar días hablando de ello, como norma general, y posiblemente en cualquier edad comprendida entre los 3 y los 99 años, si el estímulo es un rollazo, no podremos mantener nuestra atención por mucho que queramos, y aunque parezca que tenemos los ojos fijos en la tarea, bien podría estar dirigiendo mi atención a la última peli que he visto que era bien chula. Es la novedad y la curiosidad que despierta la tarea (o el docente) lo que permite “captar” la atención más o menos tiempo, se tenga la edad que se tenga. Aún así, en otro post,  os traeremos truquillos para entrenar diferentes atenciones.

Vamos ahora con el estrés. No hace falta nombrar todos los estudios que existen donde se indican claramente, los efectos negativos que tiene el estrés sobre el aprendizaje, la conducta y la salud. Y no sólo en la infancia, sino que el estrés prolongado en el tiempo, tendrá consecuencias a largo plazo, perturba el correcto desarrollo del cerebro y debilita el sistema inmunitario, aumentando el riesgo de enfermedades además de aumentar el riesgo de adicciones y otros trastornos mentales.

¿Por qué es tan sensible el cerebro infantil al estrés? Pues porque precisamente es el momento evolutivo donde más conexiones neuronales se darán al estar el sistema nervioso aún en desarrollo. El perfil neuropsicológico de niños maltratados se caracteriza por déficits de atención, memoria, retraso en el lenguaje y en el neurodesarrollo….,por lo que vamos a pararnos a reflexionar un momento:

Le gritas, le insultas o le golpeas porque “no aprende adecuadamente”, o “no se porta adecuadamente”, esto genera estrés en sus cabecitas y justo lo que estás haciendo, es impedirle que “aprenda adecuadamente” o “aprenda a portarse de una forma diferente”. Ahí lo dejo.

Evidentemente, que yo haya algún día que me estrese, que me enfade o que pegue algún grito, no es para que piense que estoy maltratando a nadie, pero cuando esto se convierte en el día a día, entonces debo pararme un poco a pensar si es lo que quiero seguir haciendo, porque yo sí soy adulto, y puedo poner en práctica el autocontrol que le exijo a mis peques.

La Organización Mundial de la Salud (OMS, 2014) define el maltrato infantil como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de dieciocho años. Incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo, que causen o puedan causar daño a la salud y desarrollo físico o mental, la dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder.

Para suavizar el tema, os animo a ver este precioso vídeo en familia:

ALIKE

Por Nieves López-Brea Serrat, neuropsicóloga infanto-juvenil

Guía de convivencia familiar durante el estado de alarma por el Covid-19

El servicio de Psicología Aplicada de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), ha elaborado una serie de guías muy útiles en estos momentos de confinamiento. Queremos haceros llegar esta sobre la convivencia familiar, ya que el repunte de violencia familiar durante el confinamiento se está incrementando.

Os animamos a echarle un vistazo en el siguiente link: GUÍA DE CONVIVENCIA FAMILIAR DURANTE EL ESTADO DE ALARMA POR EL COVID-19

Recordemos que la OMS define la violencia como «el uso intencional de la fuerza física, amenazas contra uno mismo, otra persona, un grupo o una comunidad que tiene como consecuencia o es muy probable que tenga como consecuencia un traumatismo, daños psicológicos, problemas de desarrollo o la muerte», pero existen otros tipos de violencia donde no se emplea la fuerza física, son violencias invisibles para el resto, pero igual de incapacitante para el que la sufre, hablamos de la violencia verbal, sexual, económica, el ciberbullying o la negligencia entre otras…En caso de sospecha de que alguien puede estar sufriendo cualquier tipo de violencia, no mires a otro lado.

La caja de los deseos

La caja de los deseos es una técnica para trabajar las relaciones de pareja. Pero pueden ser útiles en cualquier relación. Tener una para cada miembro de la familia sería ideal.

En estos momentos en que la convivencia es intensa y puede producir más roces que antes, os contamos esta sencilla técnica que permite conocer qué espera la otra parte de nosotros sin tener que pretender, como hacemos muchas veces, que nos lean el pensamiento.

Podemos coger cualquier caja vacía que tengamos en casa o dos botes de esos que hemos ido sacando de la despensa. Estos que os muestro me los acaban de enviar unos amigos, ¿verdad que son geniales?

Os cuento la técnica: Cada miembro de la pareja (o de la familia) irá metiendo papelitos con pequeños deseos que desea ver cumplidos, pueden ser desde grandes proyectos (viajar a Irlanda cuando termine el confinamiento) o pequeños detalles que a veces olvidamos que están en nuestra mano (que me acaricie el pelo mientras vemos una peli). Las cajas o los botes de los deseos deben tener una variedad de peticiones, porque lo mejor de la técnica es que la parte contraria puede decidir en qué momento se puede cumplir cada uno de ellos.

Quizás esta noche no toca peli, pero mira por dónde también he encontrado otro papelito donde pedía su cena favorita, o un pequeño masaje, o sólo una mirada, o una sonrisa…y eso sí podemos cumplirlo!!!

Cuando tratamos de agradar a la persona (o las personas) con las que convivimos, el juego se vuelve inmediatamente bidireccional y empiezan a aparecer en casa millones de detalles que habíamos dejado olvidados en el rincón de las rutinas.

Es gratis y es divertido.

Agradezco a J.L. y a J. su detalle en compartir conmigo estas imágenes y les deseo unos días llenos de pequeños deseos hechos realidad.

¿Cómo afectan estas actividades positivas al cerebro?: Existe un circuito cerebral del placer, también llamado circuito mesocorticolímbico, que tiene funciones adaptativas, ya que asocia nuestra supervivencia a estas situaciones placenteras.

Así, cualquier estímulo que nos proporciona placer (el cumplimiento de estos pequeños deseos, comer chocolate o practicar sexo por poner algunos ejemplos), inicia la activación de este circuito liberando Dopamina para buscar aquello que Deseamos, mientras nos Activamos para disfrutarlo, se libera Adrenalina; y finalmente, la Satisfacción que nos produce, hará que la secreción de Serotonina nos deje esa sensación de querer repetir a toda costa aquello que nos produce tanto bienestar.

Esto da lugar al circuito biológico de la motivación, también conocido por DAS, del que hablaremos en otro post.

Talleres de Inteligencia emocional para niños y adolescentes

¿Quieres que tu hijo aprenda a identificar y gestionar mejor sus emociones?

¡Ésta es su oportunidad!

Si tu hijo o hija tiene entre 3 y 6 años podrá asistir al Taller impartido por la psicóloga y coach personal Silvia García. Si tu hijo o hija tiene entre 6 y 10 años podrá asistir al Taller impartido por la psicóloga sanitaria Dolores Mª Pastor. Y si tu hijo o hija es adolescente y tiene entre 11 y 17 años, podrá asistir al Taller impartido por ambas psicólogas.

Este taller de Inteligencia Emocional tiene como objetivo general mejorar el bienestar emocional de los niños y niñas. Así como, que aprendan a manejar la frustración del día a día. Ya que si no aprendemos a manejarla adecuadamente puede dar lugar a problemas de conducta, en las relaciones en casa, amigos, Cole, problemas en el sueño, estrés, irritabilidad…

Ayudémoslos desde lo más pronto posible a que aprendan a identificar sus emociones, comprenderlas y expresarlas de la manera adecuada. De esta forma, aprenderán estrategias que le ayudarán a ser un adulto con mayor probabilidad de éxito personal, social y profesional.

Mejorar su inteligencia emocional está en nuestras manos y las personas emocionalmente inteligentes suelen tener mayor autoconciencia, equilibrio emocional, relaciones más armoniosas, mejor rendimiento, más motivación, etc. Además, el equilibrio emocional y todos los beneficios que conlleva una inteligencia emocional aplicada, le brindará defensas para reaccionar de manera más positiva ante la tensión y el estrés.

ENTONCES… ¿POR QUÉ NO ENSEÑARLES YA DESDE PEQUEÑLOS EL ARTE DE EMOCIONARSE?

Dichos talleres tendrán lugar durante el mes de febrero en Benalmádena (Calle Albaicín, 2) de 16.30H a 17.30H los lunes para los niños y niñas de infantil (3-6 años) y de 17.30H a 18.30H los jueves para los niños y niñas de primaria (6-10 años). Respecto al horario y fechas de los adolescentes, consultar a alguna de las dos psicólogas para informarse.

Pregunta también por nuestros talleres de Inteligencia Emocional para adultos.

Dolores Mª Pastor: 653 903 247

Silvia García: 606 591 528

*Estos horarios son orientativos, podrán ser sujetos a cambios según necesidad.

 

Taller de Inteligencia Emocional para adultos

cartel-ie-adultos

EL ARTE DE EMOCIONARTE

¡Toma las riendas de tu vida y empieza a gestionar tus emociones! Haciéndonos emocionalmente inteligentes para alcanzar los resultados deseados…

El taller de Inteligencia Emocional tiene como objetivo general mejorar tu bienestar emocional y tu calidad de vida. Así como, aumentar tus posibilidades de desarrollo personal y profesional.

Mejorar la inteligencia emocional está en nuestras manos y las personas emocionalmente inteligentes suelen tener mayor autoconciencia, equilibrio emocional, relaciones más armoniosas, mejor rendimiento laboral, más motivación y entusiasmo, capacidad de influencia y liderazgo, más empatía, etc. En definitiva, mayor bienestar psicológico y buena salud. Además, el equilibrio emocional y todos los beneficios que conlleva una inteligencia emocional aplicada, nos brinda defensas para reaccionar de manera positiva ante la tensión y el estrés.

Porque como ya decía Aristóteles “Cualquiera puede ponerse furioso…eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma correcta… eso no es tan fácil”.

ENTONCES… ¿POR QUÉ NO APRENDER A EMOCIONARSE?

Estos talleres tendrán lugar en enero (después os seguiremos informando de más fechas).

Concretamente el miércoles 25 de 19.00H a 20.30H en el centro EMENTIS Fuengirola (Avenida Ramón y Cajal, 2, 2º B, Edificio Zalacaín) y/o el martes 24 de 10.00H a 11.30H y/o el jueves 26 de 18.00H a 19.30H en EMENTIS Benalmádena (Paseo del Generalife, 8, local 1, entrada por C/ Albaicín).*

 

CONTENIDOS DEL TALLER:

  •  Distinción entre estado emocional, emociones y sentimientos.
  •  Importancia de las emociones: todas son necesarias.
  • ¿Cómo son las personas emocionalmente inteligentes?
  •  Percibir nuestras emociones.
  •  Comprender nuestras emociones.
  •  Gestionar mejor nuestras emociones.
  •  Mejorar las relaciones con los demás identificando y empatizando.

Pincha AQUÍ para visualizar el gracioso vídeo  «Cerebro dividido» y no olvides suscribirte a nuestro blog para estar al tanto de nuevas noticias.

*Estos horarios son orientativos, podrán ser sujetos a cambios por necesidad.

Talleres de inteligencia emocional para adolescentes…cuando más lo necesitan, quiéreles!!!

cartel-adolescentes-post-sept-2016

 

La adolescencia es una etapa que conlleva cambios físicos, psicológicos, sociales y sexuales. Esto implica que constantemente nos cuestionemos el juicio y el concepto que tenemos sobre nosotros mismos. Este ciclo es el inicio de la vida adulta, ese período en el que,  somos niños para llevar a cabo ciertas actividades, pero somos adultos para tomar determinadas decisiones y tener ciertas responsabilidades. Por lo que, se considera una etapa de vital importancia para la vida posterior de una persona.

 

Además, durante la adolescencia comenzamos a tomar consciencia del mundo que nos rodea, es esa edad en la que comenzamos a sentirnos expuestos ante los demás, en la que comenzamos a comprender las críticas y las hacemos algo negativo para nosotros y en las relaciones con los iguales se convierte en el ‘eje principal’ de nuestra vida, creándose vínculos imprescindibles pero también desengaños inesperados.

 

La mejor herramienta de la que puede disponer un adolescente para afrontar todos esos cambios, tanto interiores como exteriores, es adquirir recursos personales que le ayuden a prevenir y anteponerse a esas difíciles alteraciones, o para abordarlas de manera adecuada una vez que están sucediendo.

 

Plantando la base en una buena dosis de autoestima un adolescente aprende más eficientemente, desarrolla relaciones de amistad más satisfactorias, posee mayor conciencia para tomar las decisiones que serán vitales para su futuro, aumenta su capacidad de afrontamiento y disminuirá su ansiedad anticipatoria, incrementa su responsabilidad, establece una comunicación saludable y, lo que es más importante, si el adolescente consolida su autoestima de manera que finalice esta etapa con una autoestima fuerte, su entrada en la adultez estará asentada en fuertes cimientos para prosperar en todos los objetivos que se marque.

 

En estos talleres, mediante su participación activa, trataremos aquellos aspectos que más preocupan a los adolescentes o pre-adolescentes:

 

Autoestima

Habilidades Sociales

Inteligencia Emocional y Social

Relaciones personales y de pareja

Técnicas de estudio

Conflictos familiares

Sexualidad

Responsabilidad

Metas…

 

Estos talleres se llevarán a cabo dos miércoles al mes. Puedes obtener más información a través de la sección de contacto de www.psycolab.com, enviándonos un email a info@psycolab.com o en los teléfonos 951 409 565 – 600 256 821 (también whatsap).

 

Y mientras ellos adquieren estas habilidades, te proponemos ponerte al día con esta interesante artículo sobre la inteligencia emocional en los adolescentes de Natalio Extremera y Pablo Fernández Berrocal. Descárgalo pinchando inteligencia-emocional-en-adolescentes

Taller de Mindfulness infantil para educadores

“Mindfulness, una forma de vida”

CARTEL DOC

Mindfulness o Sati (sati es la nominalización del verbo “sarati” que significa rememorar o recordar) como se la designa en pali, es una enseñanza que proviene del budismo, una disciplina filosófica que data de 2500 años a.C. Puede entenderse como atención y conciencia plena, como presencia atenta y reflexiva a lo que sucede en el momento actual, recordándonos volver al “aquí y ahora”, en cada momento. Pretende que la persona se centre en el momento presente de un modo activo. Como procedimiento terapéutico busca, ante todo, que los aspectos emocionales y cualesquiera otros procesos de carácter no verbal, sean aceptados y vividos en su propia condición, sin ser evitados o intentar controlarlos.

 

Para que nos entendamos mejor; estamos continuamente viajando en nuestros pensamientos, acerca del pasado, del futuro o del presente… “me gusta lo que está sucediendo en mi vida, ¿acabará pronto?”, “¿Cuánto durará esta maravillosa experiencia?”, “me desagrada mucho este momento de mi vida, creo que será eterno”, “¿acabare este trabajo a tiempo?”, y así, sucesivamente, día tras días, año tras año. En ocasiones nos olvidamos de lo que estamos viviendo, y añadimos un ingrediente a lo que estamos experimentando, el “falso sufrimiento”. ¿Qué es? Pues en una explicación sencilla, sería sufrir por algo que aún no estamos viviendo y que quizás, no lleguemos a vivir, y como bien dice el refrán, “es peor pensarlo, que pasarlo”.

 

Mindfulness permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, aceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando. Así es que, aunque experimentemos algo desagradable, podremos ahorrarnos el sufrimiento añadido de tener que lograr que aquello desagradable desaparezca. Quedarse solo con lo que experimentamos sin agregar sufrimiento es lo que la práctica de mindfulness permite. Debemos aprender a dejar fluir nuestras emociones, sentirlas, y sobretodo, no querer eliminarlas ni controlarlas, si están ahí, es por algo, y querer evitarlas, solo las atraerá más. ¿Queréis saber algunos de los beneficios del mindfulness?, os dejo algunos :

 

  • Aumenta la capacidad de perspectiva
  • Reduce el estrés en el trabajo
  • Reduce el estrés en el aula
  • Nos ayudar a conocernos
  • Reduce la ansiedad de adultos y niños
  • Acrecienta la capacidad de concentración
  • Desarrolla la inteligencia
  • Mejora las relaciones interpersonales
  • Favorece la creatividad

 

Como veis, el mindfulness es una práctica que nos ayuda sobretodo a ser más felices y disfrutar de una vida plena. Además en el caso de los más pequeños hay estudios recientes que han resaltado la eficacia de esta práctica en niños desde los 4 o 5 años de edad, ya que son capaces de desarrollar, a su manera, una vida interior profunda, más fácilmente que los adultos. Además el Mindfulness presta mucha atención al cuerpo y los niños comprenden bien el lenguaje corporal, ayudándoles a evitar los problemas más típicos de la infancia como son la timidez, miedo, estrés infantil o ansiedad, entre algunos.

mindfulness

Silvia García, Psicóloga y Coach infantil // Adulto, Nº Colegiada AO10148

 

Centro Psycolab, Psicología, ciencia y emoción.

Este verano relájate en familia

TALLER DE TÉCNICAS DE RELAJACIÓN PARA PADRES Y NIÑOS (4 A 11 años)

Con la llegada del verano y las vacaciones, desde Psycolab queremos proponerte nuevas actividades para que puedas ponerlas en práctica durante esta época del año, y este caso vamos a trabajar diferentes técnicas de relajación para que los padres puedan aprenderlas y practicarlas con sus hijos.

niño

En la infancia, son los padres los que deben guiar y supervisar las múltiples técnicas, pero, a medida que el niño va aprendiendo y haciéndose mayor puede irlas practicando él mismo e incorporarlas como un elemento habitual para afrontar diversas situaciones de estrés. Practicar técnicas de relajación desde la infancia admite, crear unos espacios de interacción padres-hijos y afianzar vínculos afectivos.

La importancia de las técnicas de relajación no reside en ellas mismas, sino en la aplicación que se haga de ellas. No son fines en sí mismas, sino medios para alcanzar una serie de objetivos. El objetivo fundamental es dotar al individuo de la habilidad para hacer frente a las situaciones cotidianas que le están produciendo tensión o ansiedad.

Tradicionalmente, estas técnicas de relajación se han utilizado para tratar las actividades rutinarias que el sujeto está llevando a cabo con más tensión de la necesaria y que le está provocando un elevado estado de activación o ansiedad generalizada. También para aquellas situaciones específicas ante las que el sujeto experimenta ansiedad o estrés.

En adultos, hay evidencia científica de su utilidad en problemas psicosomáticos como el insomnio, el asma, la hipertensión y, también en las cefaleas, entre otros.
En niños pueden suponer una ayuda importante en el tratamiento de fobias, miedos, problemas de sueño, hiperactividad, déficit de atención e impulsividad.
No obstante, lo más importante, es que los niños pueden aprender estrategias aplicadas a las que pueden recurrir cuando haga falta. De esta forma y con el entrenamiento adecuado, un niño puede, por ejemplo, repetirse una palabra mentalmente asociada a la relajación practicada (tranquilo, contrólate, etc.) en momentos en los que identifica una situación de riesgo y así evitar consecuencias negativas.

En definitiva, la relajación aplicada a niños, presenta innumerables beneficios. Entre ellos cabe destacar una mejora en el autocontrol, suavizando los episodios disruptivos o impulsivos, un aumento de la seguridad en sí mismos con una mayor capacidad de afrontar miedos y temores, así como una disminución de la ansiedad anticipatoria delante de sucesos que cursan con gran ansiedad.

TALLER DE RELAJACIÓN INNOVA VERANO 2016

 

1 2 3

Search

+
WhatsApp chat