Orientación psicológica en Centros EQ: ¿es tarde para ser quien quiero ser?

“No me siento satisfecha con mi vida y me paso el día imaginando la vida que me gustaría tener. Me encierro en mi mundo interior, porque no me gusta el exterior, o simplemente porque me siento feliz pensando durante horas y horas en mi vida idealizada. Tengo 16 años, pero pienso con frecuencia que ya es demasiado tarde para aprender algunas cosas como bailar, tocar algún instrumento o ser más sociable y eso me entristece mucho. En mi vida imaginaria hago todas esas cosas. Estoy preocupada por lo que me pasa, puesto que afecta mucho a mi rendimiento escolar. No consigo concentrarme, me pongo a fantasear y cuando me doy cuenta, el día ya ha acabado y no hay tiempo para hacer nada. Siento como si viviera de una ilusión. Espero que mi problema tenga solución y me puedan ayudar. Muchas gracias. Un abrazo”       


                       

´

Existe una gran frase que popularizó una famosa película: “Nunca es demasiado tarde para ser quien quieras ser […] puedes cambiar o no hacerlo, no hay normas al respecto”.

Es común en la adolescencia  verse como una persona a la que han enseñado a ser de una forma determinada. Es a partir de ella y de los cambios físicos, psicológicos, sociales y sexuales que se están produciendo en ti, que nuestra concepción sobre el mundo y sobre nosotros mismos se cuestiona incansablemente. Esas fantasías sobre lo que hubieras deseado en tu pasado, son necesidades de tu presente, y sólo tú puedes satisfacerlas y hacer que se hagan realidad. Nos hablas de querer tener habilidades artísticas y sociales. La habilidad es la destreza a la hora de realizar una tarea, y esta depende de su aprendizaje y continuo desarrollo.

El clásico concepto de inteligencia sólo define el buen rendimiento académico, pero inteligencia es mucho más, es resolver problemas en diversas situaciones cotidianas, es adaptación al medio, ya que desde Darwin, la especie que mejor se adapta es la que sobrevive, es desarrollar tu cognición social. Pero a pesar de lo que nos viene heredado en los genes, sólo el trabajo y la constancia, hará que mejoren las habilidades que deseas desarrollar. Quizás te guste ver este vídeo de Ricky Rubio, donde nos recuerda que el trabajo gana al talento si el talento no trabaja lo suficiente (Kevin Durant)

Y para que no pase ni un día más sin que te propongas realizar el cambio personal que deseas, te diré que la capacidad cognitiva estará en su momento más álgido desde ahora y durante algunos años más. Tampoco ocurriría nada si esta consulta la realizara una persona que ha alcanzado ya la madurez, ya que nunca dejamos de aprender. A lo largo de la vida se construye la inteligencia cristalizada por la experiencia, lo que comúnmente llamamos sabiduría.

Adolescentes: ¿Es tarde para ser quien quiero ser?

tumblr_inline_nmlok8sOu51qz6bdh_500Existe una gran frase que popularizó una famosa película: “Nunca es demasiado tarde para ser quien quieras ser […] puedes cambiar o no hacerlo, no hay normas al respecto”.

Aquí te dejo un fragmento: El curioso caso de Benjamin Button

Es común en la adolescencia verse como una persona a la que han enseñado a ser de una forma determinada. Es a partir de ella y de los cambios físicos, psicológicos, sociales y sexuales que se están produciendo en ese momento, que nuestra concepción sobre el mundo y sobre nosotros mismos se cuestiona incansablemente. Esas fantasías sobre lo que hubieras deseado en tu pasado, son necesidades de tu presente, y sólo tú puedes satisfacerlas y hacer que se hagan realidad.

Muchos desean alcanzar habilidades artísticas y sociales para las que nunca fueron preparados y creen que ya es demasiado tarde para conseguirlo. La habilidad es la destreza a la hora de realizar una tarea, y esta depende de su aprendizaje y continuo desarrollo. El concepto clásico de inteligencia y por ende de habilidad, se entendía como una aptitud innata, es decir, se nacía con ella. Hoy en día, las recientes teorías de Inteligencias Múltiples, nos hablan de un concepto diferente de inteligencia y descompone este término en al menos ocho capacidades distintas que puede poseer todo individuo en una combinación propia.

Esta teoría trata de descubrir potenciales en las personas y no debilidades, ya que éstas podrían adquirirse, como cualquier otro aprendizaje con su práctica. Para que lo entendáis con un ejemplo sencillo. Podemos descubrir un menor con altas capacidades innatas, pero si éstas no son potenciadas adecuadamente, jamás será un adulto sobredotado, es más, esas capacidades no tienen por qué ser absolutas, podría necesitar igual que cualquiera, mejorar sus habilidades sociales.

Y para que no pase ni un día más sin que te propongas a realizar el cambio personal que deseas, te diré que la capacidad cognitiva en la adolescencia estará en su momento más álgido desde ahora y durante algunos años más. Tampoco ocurriría nada si eres una persona que ha alcanzado ya la madurez, ya que nunca dejamos de aprender. A lo largo de la vida se construye la inteligencia cristalizada por la experiencia, lo que comúnmente llamamos sabiduría.

Pincha para descargarte una guía sobre la adolescencia: adolescentes-guia para padres y madres.

 

 

Search

+
EnglishSpanish
0
    0
    Carrito de compra
    Su carrito está vacíoVolver a la tienda