Cuando la inspiración viene y se va para quedarse en ti

Ayer estuvimos de luto, ayer murió un trocito de Psycolab, que nació con mi entrada al proyecto del APOL de la Fundación Eduardo Punset en 2012….creándose «Psycolab, laboratorio de Psicología, Ciencia y Emoción»….mucho antes, era gran seguidora de REDES en TVE2…(mi padre trabajaba en RTVE) y por entonces yo tenía un pequeño espacio de psicología en una televisión local….mis amigos y familiares me decían que algún día saldría en TV5 y yo muy reactiva, les decía que jamás, que algún día intentaría trabajar con Eduardo Punset en la 2….todos se reían, por supuesto, yo incluída.

Hacía tiempo que había empezado a especializarme en neurociencias y en inteligencia emocional y social y se me ocurrió mandarle a Eduardo uno de mis vídeos, creo que insistí un par de veces sólo y me sorprendió una llamada desde Madrid (yo ya vivía en la fantástica ciudad de Benalmádena), donde me invitaban a una entrevista personal para un proyecto de la Fundación Eduardo Punset, el APOL (Atención Psicológica On Line)…en dos segundos tenía mi billete de tren y la cabeza llena de pájaros, sueños e ilusiones….

Recuerdo que cuando entré en la sede, me recibió Celina, la directora de la Fundación, es de ese tipo de personas que todo el mundo debería conocer al menos una vez en la vida, así como a Esther y Magda. Me dijo que Eduardo estaba en la sala de al lado pero que tenía una rueda de prensa y no podría verle….pero él nos escuchó (estábamos vari@s candidat@s) y decidió parar la rueda cinco minutos para venir a saludarnos y a interesarse por nosotros, no se limitó a un «hola y adiós», se quedó un rato charlando con nosotr@s….con la misma sonrisa carismática, la misma voz y la misma imágen de «científico loco dicharachero» que tod@s conocemos….¡¡¡¡imaginaos!!!!

Y ahí comenzó la materialización de mis sueños, y ahí comenzó un nuevo crecimiento personal donde tuve la suerte de conocer a un gran equipo, a un@s amig@s (los apolíneos) que siguen ahí, a pesar de que hace dos años, Eduardo se jubiló y la Fundación paró. Volveré a decirlo mil veces….no sólo divulgaba ciencia….también divulgó ilusión, amistad y amor.

«Psycolab, laboratorio de psicología, ciencia y emoción», es parte de él y de tod@s es@s compañer@s que me aportaron tanto….y lo será para siempre también de Centros EQ (Emotional Quotient), que sigue con la misma esencia y el mismo espíritu.

No puedo sentir más que un inmenso agradecimiento. GRACIAS.

Nieves López-Brea Serrat – (Neuropsicóloga infanto-juvenil)

Recent Posts

Leave a Comment


ESCRÍBENOS

Queremos ser parte de tu día a día, comparte con nosotros tus inquietudes.

Not readable? Change text. captcha txt