Diferencia entre neurona y neuroglía

Las neuronas y las células gliales

El sistema nervioso (SN) se compone del sistema nervioso central (SNC) formado por el encéfalo y la médula espinal y el sistema nervioso periférico (SNP) que hace referencia a los nervios y la mayoría de los órganos sensoriales. Se encarga de detectar aquellos estímulos y cambios que se producen tanto en el interior como en el exterior del organismo para, así, llevar a cabo las respuestas más adecuadas según las exigencias de cada circunstancia.

Las células más importantes del SN son las neuronas y las células gliales (también llamadas glía, neuroglia o células de soporte):

  • Las neuronas: su función es la recepción e integración de la información para transmitirla a otras neuronas y órganos. Según su función, podemos hablar de neuronas aferentes sensorial (detectan cambios y lo informan al SN), neurona eferente motora (que controlan el movimiento/contracción de los músculos) e interneurona (que se encargan de integrar la actividad neural). En ellas, se pueden diferenciar cuatro estructuras:
  • Cuerpo celular o soma: contiene aquellas partes que aseguran los procesos vitales de la célula.
  • Dendritas: se trata de una serie de ramificaciones (que recuerdan a las de los árboles) cuya función es recibir los mensajes entre las neuronas, en un proceso que se denomina “sinapsis”.
  • Axón: es una especie de tubo largo y estrecho que transporte la información desde el soma (este mensaje se llama “potencial de acción”, es un breve impulso eléctrico/químico). Esta estructura está recubierta de una capa aislante de proteínas y grasa para aislarlo y protegerlo, facilitando así la transmisión de datos. Esta capa (la vaina de mielina) no se encuentra en todo el axón, aquellos espacios del axón sin esta protección se llaman nódulos de Ranvier y permiten la expansión de los impulsos eléctricos.
  • Botones terminales: consiste en unos pequeños engrosamientos en el final del axón. Cuando se produce un potencial de acción, se recorre todo el axón hasta llegar a los botones terminales y son éstos los que segregan una sustancia química llamada neurotransmisor.
  • Las células gliales: se encargan de tareas de apoyo y sostén, claves para el correcto funcionamiento de las neuronas. De hecho, alrededor de la mitad del volumen del SNC está formado por este tipo de células que suministran nutrientes y oxígeno.

Dentro del SNC se encuentran los astrocitos (que actúan como una especie de pegamento, aportando soporte físico a las neuronas), los oligodendrocitos (que producen la capa aislante del axón que se ha comentado anteriormente, las vainas de mielina) y la microglía (encargadas de responder ante las lesiones, de rodear y degradar las neuronas muertas). Las Células de Schwann, por su parte, son los oligodendrocitos del SNP (fabricando las vainas de mielina).

Bibliografía

Carlson N. R. (2005). Fisiología de la conducta. Pearson Educacion.

Pinel, J. P. J. (2007). Biopsicología. Pearson Educacion.

Desirée Castellano Olivera.
Psicóloga Sanitaria y Neuropsicóloga

Search

+
EnglishSpanish
0
    0
    Carrito de compra
    Su carrito está vacíoVolver a la tienda